martes, 27 de julio de 2010

Por la Noche

Caminaba por la calle en medio de la noche, no sabia qué pensar, en quién pensar, no sabia qué hacer, no sabía si estaba bien.
Miraba al cielo buscando una luz, una luz diferente, entre las millones de estrellas, caminaba sin rumbo, pensando en la noche anterior.
No le importaban muchas cosas a su alrededor, no sabia donde se paraba. Se sentía tan culpable como inocente. Tan hermosa como indeseable.
Ella solo miraba a travez de unos ojos desconocidos, no eran parte de su cuerpo.
Ella hablaba con otra voz.
Ella besaba con labios ajenos.
Se sintió en el cielo mismo, en aquel cielo que solo maquinaria la había llevado, en el cielo que el hombre había amado tanto.
Estaba cansada, estaba perdida. Aunque sepa quién fue; no reconoció lo que es y esperaba que viniera él y le dijera que debería ser.

Se atrevió a pensar, a recordar. Cerró los ojos y sintió lo que siempre esperó.

domingo, 25 de julio de 2010

17

Un año más se ha ido. Un año lleno de alegrías, tristeza y amor. Lleno de experiencias inolvidables. Lleno de compañerismo y amistad. Extrañaré los años que han pasado, lo siento. Siento que no podré volver a hacer las cosas que hacemos a los 17. Fue un gran año de vida, el 18 será un año del cual no tengo idea que me pueda pasar. Tal vez me enamoraré de nuevo, tal vez me dé cuenta que no estaré solo por siempre. Los 18 son el inicio de mi vida adulta, son el inicio de responsabilidades gigantesca. El 17 se fue con aventuras inesperadas, con miradas extrañas, con noches vertiginosas, con días incomparables, con experiencias geniales.

Gracias a todos los que hicieron de estos 17 el mejor año de mi adolescente vida.

viernes, 16 de julio de 2010

Miradas

Era una noche fría. Ella miraba al cielo sin pensar en nada. Contaba las pocas estrellas que se veían en el cielo. Pensaba en las cosas que él le había dicho y las repetía una y otra vez en su cabeza. Amaba su voz y más cuando la notaba seria. Le gustaba como sus labios se movían al hablar  y le gustaba que él lo mirara con esos ojos especiales.

Él estaba caminando a su casa, pensando en lo que había dicho. Penso en las consecuencias e ideó un plana para poder salir de esos posibles problemas si es que se diera el caso. Se sintió culpable por pensar eso. Arrepentirse después de una declaración tan grande no es de un hombre, no es algo que él haría. De hecho, no se arrepentía, se sintió aliviado, pero con miedo. Cuando llegó a su casa lo único que quería era volver a sentir sus manos tibias, volver a ver sus ojos, volver a sentir su mejilla y su aroma.

Ninguno se atrevió a hablarse durante semanas, no querían verse después de lo que había pasado, sintieron miedo. Cada uno siguió con su rutina y poco a poco fueron dejando de lado ese recuerdo. Ahora él no sabe a dónde mirar y ella mira a todos lados sin saber cuál será el verdadero. Ambos se quieren, pero es muy dificil volver a decirlo con aquellas ganas.

Un día, él la vió en la calle, se notaba cambiada, algo en su mirada no era la que él recordaba y aunque no quisiera aceptarlo no volverá a ser la de antes. Ella también se cruzó con él un par de veces, pero no sabía como hbalarle después de tanto tiempo, sentía que su situación con él era demasiado extraña y anormal que no encontraría manera de evadir el tema. Ella se le acercó y lo saludó, le dió un beso y le pregunto que era de su vida, que lo había extrañado y que lo quería volver a ver otro día un poco más tiempo. Aunque no le gustaba aceptarlo, ella le mentía. No lo había extrañado, no le importaba mucho qué había estado haciendo en estos largos días y si hubiera querido verlo más tiempo, ése era el momento, pero ella no lo quizo tomar.
Ella le mentía y él lo sabía. Él no sintió mucha pena, hubiera deseado que las cosas sean diferentes, pero no lo eran.

Es ahí donde termina esta historia. En un vacío enorme entre unas miradas que habían estado llenas de amor una noche y ahora eran simple movimientos musculares.Un fin incompleto para un amor perdido el olvido.

miércoles, 14 de julio de 2010

Solo

Siento la necesidad de escribir una nueva entrada. Siento que necesito mover mis dedos una vez más. He intentado reprimir ciertos sentimientos y me ha resultado muy satisfactorio. Han habido veces en las cuales he explotado, han habido veces en las que me hye controlado. He conocido un poco más de las personas que me rodean. También me he dado cuenta de algo que he intentado borrar de mi mente pero muchas veces se hace innevitable. Me siento solo, aunque tenga amigos, compañeros y familia,  me siento solo. No se a qué se debe este comportamiento, cada vez me siento más y más solo. He decidido no anunciar ciertas entradas al blog, para aquellos que sientan la necesidad de identificarse con las cosas que pasan por mi cabeza, el blog estara aquí, pero no los llamaré. Las entradas dedicadas al conocimiento de las personas obviamente seran anunciadas.

Muchas veces escribo para mí, siento que siempre hay algo en mí que quiere salir, algo que pocas veces sale, pero no tengo con quién compartirlo. Solo a algunos le importa ciertas cosas que descubro o que digo. Pensar esto me hace sentir más solo. Creo soy demasiado diferente, ¿por qué? No es que no me guste ser quien soy, sinoque soy el unico que conozco.

Creo que extraño el colegio, no pensé decirlo, pero sí lo extraño. Extraño danza, donde era el mejor; extraño mi salón, donde podía hablar con mi mejor amiga cuando quiera; extraño el patio, el cual representaba todo el mundo que había conocido. Ahora estoy solo. Solo me queda la música, eso es todo lo que importa en el mundo ¿no? Creo que amo la música porque es lo único en el mundo que no se va. No queiro pensarlo, pero ayer estuve en un velorio (de la madre de una amiga de mi mamá) y me puse a pensar qué sería de mí sin mi familia, ellos son los únicos que han estado para mí siempre, aunque no quiera aceptarlo, muchos de mis amigos se han ido, cada uno debe seguir su vida ¿no? Es su vida, no necesitan compartirla conmigo. Por eso la familia es todo lo que tengo. Pero algún día se iran, poco a poco, me quedare verdaderamente solo.

Pero hay veces donde me siento acompañado, siento que hay personas como yo y que podríamos compartir muchas cosas juntos. Pero me pongo a pensar cuanto tiempo durara nuestra amistad, cuanto tiempo me acompañaran. Además, nunca aprendí a hbalar con las personas, creo que es mi gran defecto, es imposible que sea yo quien inicie una conversación o que la haga más larga. Se me hace dificl socializar, por más que quiera hablarle a esa chica no tengo idea como y en ese momento me pongo a pensar lo diferente que soy y retrocedo.

Quiero salir.

domingo, 4 de julio de 2010

Sobre un Cambio Social

He estado estudiando para Lengua 1 el discurso del Partido Nacionalista Peruano. El partido es, por si no lo saben, liderado por Ollanta Humala. No sabía lo que Ollanta haia hecho en Locumba el 2000: Se levanto en contra de la dictadura de Fujimori, siendo Tnte. Coronel del ejército, para defender la democracia, defender los derechos de todo0s nosotros como ciudadanos, se levantó contra la cúpula corrupta del ejército, se levantó por el "pueblo". Esa fue la primera vez que se oyó mencionar el Nombre Ollanta Humala. Fue entonces donde presento su "etnocacerísmo", inspirado en las acciones heroicas de A. A. Cáceres mezclado con ideas nacionalistas que presentaba Mariategui. Yo tenía 8 años. No tenía idea de lo que sucedía en el país, me interesaba ver Dragon Ball y Power Rangers.

Me parece que esta marcha significó mucho para aquellas personas olvidadas en la serranía peruana. Ésas personas encontraron por fin alguien que mencione su nombre. A Ollanta no le importó las concecuencias. Leer sobre esto me hizo ciertas cosas.

Ollanta Humala, luego, fue enviado a París y es ahí donde estudia Ciencias Políticas. Vuelve al Perú y se manda a la presidencia. Es un militar, creo que la marcha fue buena, pero él quería más, se instruyó para poder competir contra grandes partidos y poder llegar al poder. Entonces, me puse a pensar si la marcha fue el primer escalón para llegar a ser elegido presidente ¿lo habría planeado? Talvez no. Talvez, lo hizo porque de verdad quería defender al pueblo, pero luego algo le dijo que podía tener más, que podía llegar al poder, que sólo de esa forma sus anhelos de vivir en una sociedad justa se iban a realizar. Al final se convirtió en un político más: lleno de promesas, lleno de discursos, lleno de ideas perfectas, soluciones utópicas, palabras, lleno de ambición justificada en una supuesta lucha por la justicia social.

Mi papá me hizo pensar en este punto: para poder realizar un cambio social, un cambio ideológico, un cambio para el bien de todos los ciudadanos, un cambio justo, un cambio "democrático" ¿Es acaso el único camino llegar a la presidencia? ¿Es de verdad necesario estar en la cúpula para cambiar el país?

Mi respuesta es NO. No necesitamos ser presidentes para que las personas nos respetemos, no necesitamos ser presidentes para que todos nosotros DE VERDAD defendamos la justicia social. Esto me hizo cambiar por completo, mi padre cambio el rumbo de mis proyectos futuros, ya no quiero ser presidente. La única razón por la que quería serlo era hacer justicia en el Perú, era limpiar con la corrupción. Pero así como Humala pudo levantarse frente a una dictadura, yo puedo levantarme frente al racismo, frente a la injusticia, frente a el irrespeto ecológico, frente a lo malo en el mundo. No necesito ser presidente, solo necesito convicción. Debemos juntarnos todos y hacer la diferencia. Nosotros somos la raíz del Perú, si nosotros cambiamos para bien, si nosotros nos reconocemos como seres iguales, si nosotros nos respetamos como ciudadanos, cambiaremos el Perú. No necesitamos que el presidente resuelva el problema del olvido andino, SI NOSOTROS NO NOS ATREVEMOS A PENSAR EN LO QUE SUCEDE EN LA SIERRA Y SELVA NADIE LO HARÁ. Si nos olvidamos de las personas de los pueblos más pobres, nadie podrá saber de su existencia, y los políticos aprovecharán en olvidarlos también! Si nos reímos de ideas útopicas como vivir en una comunidad donde todos somos iguales y donde todos vivimos felices juntos, donde todos nosotros nos vemos a los ojos y no vemos color de piel, NADA cambiará, el pobre seguirá pobre y marginado, condenaremos a todas estas personas a vivir lo que les tocó vivir, les haremos creer que dependen de otras personas para que su vida cambie.

Depende de todos y de cada uno de ellos realizar el cambio y la aceptación social universal.